CIFUENTES Y GALLARDÓN Y SU CREADORA DE IMAGEN Marisa González.

CIFUENTES Y GALLARDÓN Y SU CREADORA DE IMAGEN Marisa González.

OJO, no tengo el link de esta nota, a ver si alguien me la puede proporcional por favor.

 

La gente más joven (sobre todo las mujeres más jóvenes) deben de asombrarse si les cuentan cómo era el perfil que de Gallardón se difundía en los medios de comunicación.

Hechos probados – Iniciativa Debate

No hay ninguna diferencia entre estos hechos y el comportamiento de los violadores y asesinos de violadas en Pakistán, India o Afganistán. Tampoco en la ideología de aquellas autoridades y nuestro Gobierno y el partido que ostenta el poder. ¿Hasta cuando vais a seguir votándolos?.

vía Hechos probados – Iniciativa Debate.

Libro bomba de Elpidio Silva: Aznar, Rato y Gallardón corrompieron a IU y CC.OO para colocar a Blesa en Bankia – Iniciativa Debate

Libro bomba de Elpidio Silva: Aznar, Rato y Gallardón corrompieron a IU y CC.OO para colocar a Blesa en Bankia

vía Libro bomba de Elpidio Silva: Aznar, Rato y Gallardón corrompieron a IU y CC.OO para colocar a Blesa en Bankia – Iniciativa Debate.

Ginecólogos y psiquiatras ante el aborto: entre la mentira y la cárcel

Prestigiosos ginecólogos se declaran dispuestos a desobedecer la ley del aborto de Gallardón, si llega a aprobarse

Los psiquiatras denuncian que se les obligará a mentir, realizando un diagnóstico imposible, o a negar a la mujer su derecho a decidir

Cualquier ciudadano podría denunciar a los profesionales implicados, que se arriesgarían a penas de entre uno y tres años de cárcel y de entre uno y seis de inhabilitación especial

Paz Vaello Olave

26/01/2014 –

Entrevista a Antonio Orejudo sobre la soberbia de Gallardón

Estoy diciendo que la ideología de Gallardón —suponiendo que la tenga y que esta vaya más allá de la mera conservación del poder— es irrelevante en este caso. Estoy diciendo que sería muy tranquilizador que Gallardón fuera una bestia reaccionaria. Pero no lo es. O sí. Aunque también es lo contrario. O no. Depende de cómo sople el viento.

La sucursal –

El caso es que el PP controla en la actualidad todos los puntos clave de la justicia: El Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado. Más Hacienda y la Policía. Si condenan a dirigentes del PP por la Gürtel, los papeles de Bárcenas y los distintos chanchullos en los que están implicados estos honradísimos próceres,

MANIFIESTO: PAREMOS LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL POR VÍA DEL CÓDIGO PENAL « P.D.L.D.

MANIFIESTO: PAREMOS LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL POR VÍA DEL CÓDIGO PENALLos abajo firmantes, personas y organizaciones demócratas profundamente alarmadas por la deriva autoritaria y antidemocrática del Gobierno del PP, expresada en su anteproyecto de Reforma del Código Penal promovida por el Ministro de Justicia Alberto Ruíz Gallardón, queremos expresar nuestro rotundo rechazo a y exigencia de retirada de dicho texto.Se trata de un texto que ha ido incluyendo numerosas novedades de muy importante calado en posteriores fases de su redacción,

Gallardón y los tullidos | Jorge M. Reverte

Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, nos quiere volver a llenar de tullidos las escaleras de las iglesias. Estampas que los más viejos recordamos de nuestra infancia española y los más jóvenes que han podido viajar traen incrustadas en sus retinas cuando vuelven de algún periplo por países donde reina la miseria. Niños sin piernas,

Derroche | Almudena Grandes

No le voy a preguntar si no le da vergüenza porque su respuesta me trae sin cuidado. Me da tanta vergüenza a mí, que con eso tengo bastante. Sin embargo, me gustaría subrayar que usted, desde el Gobierno paladín de la austeridad, del sentido del Estado y de la inflamada defensa de la marca España,

Clandestinas | Elvira Lindo

Volver a los tiempos anteriores a 1985. Convertir a un número nada desdeñable de mujeres en delincuentes. Aumentar la angustia de su decisión personal con la amenaza de un castigo legal. Obligarlas a viajar al extranjero. Arrojarlas a la clandestinidad. Privarlas de una mayoría de edad conquistada a partir de la muerte de Franco poniendo en manos de otros decisiones que afectarán a su futuro.