Ser médico |

Acabo de llegar de un viaje de 15 días a Estados Unidos. La razón del mismo era doble, asistir a la reunión anual de la asociación americana de cirugía torácica, lo que vengo haciendo, prácticamente sin interrupción, los últimos cuarenta años y visitar durante unos días la Clínica Mayo, sin duda una de las grandes catedrales de la medicina mundial,