Violencia islamista y cristiana – Martín Sagrera

Violencia islamista y cristiana.

 

Señor director:
“¡Que sinvergüenza habría sido si hubiera hecho por mí lo que he hecho por Inglaterra!”, confesaba en su vejez uno de sus dirigentes. Y un proverbio actualísimo señala que, al revés del patriotismo, “el nacionalismo es la tapadera del cubo de basura”, colectivo y personal, como hoy y aquí en el caso Pujol.  También es frecuente tener que recordar que hay gente buena y gente mala, pero que la religión consigue que los buenos hagan cosas malas; ya Lucrecio se lamentaba de los grandes males que cometían algunos, llevados por ciertas opiniones religiosas.

Se comprende, pues, que en el  Islam, donde nacionalismo y religión están unidos, se puedan cometer maldades con buena conciencia,  ejecutando auténticos sacrificios humanos en honor a Alá. Muchos siglos de estrecha convivencia con ese Islam influyeron en la Europa cristiana, hasta llegar a la aberración antievangélica de admitir la guerra santa, las cruzadas;  y no sólo en el medievo, sino en la Europa moderna, como Eisenhower en su “Cruzada en Europa”, el cardenal Spellman en Vietnam y Bush en Irak y alrededores, donde todavía mueren muchos más inocentes que en París. En España, donde el contacto con el Islam llegó a ser máximo, todavía viven quienes sufrieron la cruzada de Franco, y aún gobiernan los no consideran dignos de ser españoles, ni merecer más sepultura que las cunetas, a quienes no profesen esa tan desviada versión del cristianismo que es su vigente nacionalcatolicismo.

 

Martín Sagrera, religiólogo.

  1. del Sagrario, 34. 28027. Madrid. Tel. 610058097.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.