Carta abierta de la feminista laicista iraní Mina Ahadi a Frauke Petry, líder del partido xenófobo alemán AfD – 

Mi posición fundamental al respecto es inequívoca: la religión es un asunto privado. Esto vale para el Islam, no menos que para el cristianismo y todas las demás religiones, inveteradas enemigas del progreso cultural. La historia nos lo enseña: tan pronto como las circunstancias sociales comienzan a bailar al son de los dogmas de alguna religión,