La monarquía es eso, precisamente

La Casa Real se mostró “sorprendida” por la imputación de la infanta Cristina. Esa reacción se puede interpretar como puro cinismo: a estas alturas, cómo va a colar que les pille por sorpresa algo que no había sucedido antes justo por tratarse de un miembro de esa familia, algo que ya le habría sucedido hace tiempo a cualquiera que no disponga de sus privilegios (sin ir más lejos,