Ricos, porque ellos lo valen – Beatriz Gimeno

Desigualdad es lo mismo que injusticia. No hay una desigualdad “natural” o neutral o producto de la mala suerte o de circunstancias adversas, evitables o no, como sostienen los liberales. La desigualdad requiere un concienzudo –y casi siempre opaco– trabajo de injusticia para poder desarrollarse: injusticia legislativa, injusticia económica, injusticia política etc., que dan como resultado exactamente lo buscado: desigualdad radical.