Eleccciones Europeas 2014: No somos lo mismo- Juan José Millás

No eran lo mismo, excepto que Shulz, el candidato socialdemócrata a la presidencia de la Comisión Europea, cuya sombra advertíamos detrás de Valenciano, gobernaba con Merkel. No eran lo mismo, excepto que Juncker, el candidato conservador, cuya silueta se dibujaba detrás de Cañete, hacía campaña con un cartel de Merkel. No eran lo mismo, excepto que González Pons había mostrado un tuit —no desmentido— de Shulz apoyando las reformas de Rajoy.

La reválida de Susana Díaz | Juan Torres

¿Tenía que haberse quedado quieto Jesucristo y no expulsar a los mercaderes del templo, en donde la ley de la época les daba derecho a estar? ¿Tenían que haber respetado siempre la legalidad de su tiempo los esclavos? ¿Hizo también mal Rosa Parks cuando no cedió su asiento en el autobús a un muchacho blanco que se lo reclamaba con todo derecho,

Blázquez y la Mezquita – Soledad Gallego Díaz

<iframe height=”80″ width=”285″ frameborder=”0″ scrolling=”no” src=’http://www.cadenaser.com/widget/audio.html?file=http://sermedia-f.akamaihd.net/cadenaser/2014/03/20140313csrcsrnac_3_Aes_LAU.mp4&vista=permantlink&audio_urlHTML5=http://vmedia.cadenaser.com/cadenaser/2014/03/20140313csrcsrnac_3_Aes_LAU.mp4&prog_rel=hoy_por_hoy&duracion=70&idDinamico=20140313csrcsrnac_3&url=/espana/audios/blazquez-mezquita/serprohoy/20140313csrcsrnac_3/Aes/&titulo=Bl%26aacute%3Bzquez+y+la+Mezquita’></iframe>

vía Blázquez y la Mezquita.

 

Nuevos datos en el escándalo de la Asamblea dejan sin aclarar el ‘tamayazo’ | Madrid | EL PAÍS

Si todavía no lo han olvidado, Eduardo Tamayo es el exdiputado autonómico socialista que, junto con su colega María Teresa Sáez, protagonizó hace 10 años la mayor espantada que se recuerda en un Parlamento; un golpe demoledor que dio al traste con un Gobierno que la izquierda tocaba ya con la punta de los dedos y que obligó a repetir las elecciones que auparon a la popular Esperanza Aguirre a la presidencia.

Izquierda Unida, ¿parte de la solución o parte del problema? | Colectivo Novecento

El PSOE ya no tiene ninguna credibilidad para formar parte de dicha aventura. Durante años ha renunciado a situar al frente de su agenda política la defensa de los derechos colectivos –seña de identidad de lo que en su tiempo fue la socialdemocracia– llegando al extremo de atacarlos sistemáticamente. Sus ademanes por despojarse del manto del liberalismo ya no resultan verosímiles.

Older entries