“Ninguna revolución es completa si no es sexual” | Cultura | EL PAÍS

Si algo marca la carrera del ganador de la Palma de Oro, el tunecino criado en Niza Abdellatif Kechiche es su magia para mostrar la adolescencia en la pantalla. En La vida de Adèle arranca el filme con una lectura en voz alta del libro de Marivaux La vida de Mariana,un claro paralelismo y una señal de hacia dónde va a enviar a sus dos protagonistas.