La fusión entre Bankia y Caixa. Una gran noticia, pero… ¿para quién?

Si nos escuchasen, Bankia se convertiría en una banca pública gestionada eficazmente para impulsar la transición ecológica, las inversiones generadoras de puestos de trabajo, la economía social y solidaria, el cooperativismo, el desarrollo regional, los proyectos intensivos en formación e investigación y, en general, hacia proyectos de interés social. Esta “locura” que algunas y algunos defendemos la hacen bancos públicos en países de nuestro entorno como,