Un emperador más

Creo que fue el emperador romano Marco Aurelio (aunque habría que verificar esto con Google) el que escribió en sus célebres Meditaciones que un hombre decente no puede ser emperador. O tal vez al revés, aunque viene a dar casi lo mismo: que ningún emperador puede ser un hombre decente.

vía Un emperador más ,