Libertad y solidaridad completas. Dos de los pilares en el pensamiento del anarquista italiano Errico Malatesta conforman ahora, apropiados por el cineasta Pietro Marcello, el cimiento de la adaptación que ha hecho de la novela Martin Eden, de Jack London. Una película abrumadora, feroz en su mirada crítica, un auténtico terremoto ético, premeditadamente irreverente, con la que el director recupera el propósito inicial del escritor americano: atacar el individualismo.