No hablemos del petróleo – Robert Fisk

Página/12 :: El mundo :: No hablemos del petróleo.

Y luego, por supuesto, está el innombrable. Cuando “nosotros” liberamos Kuwait en 1991, todos teníamos que recitar –una y otra vez– que esta guerra no era por el petróleo. Y cuando “nosotros” invadimos Iraq en 2003, de nuevo tuvimos que repetir, hasta la saciedad, que este acto de agresión no era por el petróleo –como si los marines estadounidenses hubiesen sido enviados a la Mesopotamia, cuya principal exportación eran los espárragos–. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.