Martirio católico para niños

¡Ojo! esta gentuza ignorante y fanática no está en algún país primitivo y remoto sino aquí al lado o en este mismo pueblo. Son ignorantes pero prepotentes, siglos de mandar los han convencido de que sólo ellos poseen la Verdad y que su misión es convertirnos a todos a costa de lo que sea, por algo hasta hace poco nos echaban a las hogueras, decían que para salvarnos. No respetan la libertad ni los derechos ajenos y creen que sus protectores imaginarios les autorizan a controlar cuerpos y mentes nuestras y de nuestros niños. Yo pienso que la única cura para el fanatismo es la educación pero como eso requiere mucho tiempo lo urgente es evitar que sigan haciendo daño. Denunciarlos en todas partes y en todo momento. Recordar que las ideas no son respetables, respetables son las personas, pero las ideas están para analizarlas, discutirlas, criticarlas con dureza y eliminarlas cuando son falsas, como la creencia en seres sobrenaturales y mundos imaginarios. No hay que ser tolerantes con la ignorancia, con la mentira ni con el fanatismo. Parecen mansos cuando no controlan el poder pero si volvieran a gobernar volverían a encender las hogueras.

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=18490

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.