Libre y en USA | Manuel Rivas

¿Qué podría haber pasado si en el avión presidencial de Bolivia viajara de verdad Edward Snowden? ¿Lo habrían retenido sine die en Viena? ¿Entrarían a saco en la aeronave soberana para llevarse al informante? ¿Quién y cómo? ¿Disfrutaría España del dudoso honor internacional de contar con el protagonismo de un embajador sabueso y soplón? En el pedamonte andino, en la época colonial, un fraile se defendía así en carta a un colega por haber dado la orden de que le cortasen las orejas a un indígena: “Era indócil al imperio de mi voz”.

vía Libre y en USA | Opinión | EL PAÍS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.