La balanza

Francisco González Paredes Éste es un artículo que escribí hace unos años para radio, a raíz de la campaña de los autobuses con mensajes ateos, supongo que os acordáis:

Érase una vez una balanza. De un lado:

Superhombres que habitan en el cielo y crean universos; vidas eternas, vírgenes que paren, muertos que resucitan, infiernos y demonios.

Miles de millones de euros públicos para la Iglesia. Exención de impuestos.

Catedrales y miles de iglesias, seminarios, ermitas y capillas. Tesoros incalculables.

Religión en las escuelas (y Educación para la Ciudadanía en inglés). Colegios religiosos concertados y universidades católicas. “Profesores” de religión con sueldos públicos.

Capellanes castrenses, misas de campaña y curas en hospitales.

Procesiones (con calles cortadas) y romerías en espacios públicos. Designación de las fechas oficiales de Semana Santa.

Misas públicas de ultraderecha y recepciones fastuosas al Papa (con dinero público). Misas semanales emitidas gratis por la televisión pública.

Belenes y crucifijos en escuelas y ayuntamientos, en juramentos de cargos públicos y festividades; reyes y políticos en procesiones. Bodas y funerales de Estado. Santoral en el callejero. Placa de la monja Maravillas.

Canonización masiva y pública de “mártires” de la guerra civil. Negación de la Memoria Histórica.

Testigos de Jehová, mormones y otros cristianos entrando en nuestras casas (con revistas y videos). Anuncios católicos en televisión para poner la X en la renta.

Misiones proselitistas y aculturadoras en el Tercer Mundo.

Abundantes medios de comunicación agresivos y calumniadores, algunos condenados repetidamente en tribunales.

Jueces ultra católicos aplicando su religión en las sentencias. Declaraciones confesionales y creacionistas de la Reina de España.

Opus Dei, Legionarios, Comunión y Liberación, neocatecumenales… en política.

Apoyo eclesial a dictadores y poderosos, perpetuación de las injusticias sociales. Persecuciones, cruzadas y guerras.

Oposición sistemática al placer humano, muy especialmente al sexo. Oposición radical a la eutanasia, al condón, al divorcio,al aborto, a la homosexualidad, a los anticonceptivos, a la masturbación y a otros muchos aspectos personales y privados.

Cientos de curas pederastas, unos condenados y otros tolerados.

Intransigencia, superstición y fanatismo. Miedos, amenazas y lavados de cerebro. Inquisiciones y hogueras. Machismo. Obstáculos e impedimentos ancestrales a la ciencia, el progreso, la igualdad y la libertad.

En el otro lado de la balanza unos respetuosos y optimistas carteles ateos en un par de autobuses, pagados con dinero particular. Adivine Ud. cuál de los dos platillos de la balanza ha desatado el escándalo.

Francisco Glez. Paredes en Última Hora Radio Mallorca, «El Contrapunto» (98.8 FM e internet), viernes 16 de enero de 2009

vía (60) Facebook.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.