Inicio

Es sabido que el fascismo es el plan B del sistema capitalista, su cara menos amable para que las clases dominantes no pierdan un ápice de poder. Pero esa subida, a veces espectacular, de organizaciones homófobas, racistas y virulentamente anticomunistas, tiene un primer y casi único responsable: la izquierda.

vía Inicio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.