El genio imbécil | Luis García Montero

Si me atrevo a afirmar que este endulzado Salvador Dalí era un imbécil no es sólo por un comportamiento humano poco ético. Abundan los casos de grandes artistas que fueron malas personas. Considero objetivo mi sentimiento sobre el genio imbécil por un hecho que sucede en el interior de los procesos artísticos. La obra de Dalí se consolida como un esfuerzo de interpelación a su espectador. Pero hay un momento en el que confunde o sustituye el papel de ese espectador con el mercado. Dalí es uno de los primeros artistas que comprendió y animó el desplazamiento de la cultura a la civilización del espectáculo, a la celebración del negocio mediático, y asumió sin escrúpulos esa plusvalía de imbecilidad exigida por el capitalismo. De ahí sus bigotes, sus túnicas, sus collares y sus declaraciones de imbécil.

vía El genio imbécil | InfoLibre.es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.