El futuro de seis delfines

El Ayuntamiento de Barcelona no quiere mantener cetáceos en cautividad. Se convertirá en la primera ciudad de España que cierre su delfinario y busque un destino adecuado para los seis delfines que han sobrevivido al cautiverio en las pésimas instalaciones del Zoo de BarcelonaTener delfines (y otros animales) en cautividad para exhibirlos por negocio es una profunda injusticia, que solo se explica por egoísmo e ignoranciaPara proporcionar a esos animales un futuro digno del siglo XXI son necesarias ciencia y ética: una ciencia autocrítica, que no evite las preguntas incómodas que la ética plantea sobre la justicia y la injusticia, la libertad y la cautividad, ni se conforme con un sucedáneo: el concepto de ‘bienestar’

Origen: El futuro de seis delfines

Deja un comentario