UNOS NIÑOS GUINEANOS

El 5 de agosto de 1999 se publicaba esta noticia que a algunos nos abrió una herida en la conciencia que no ha hecho más que ahondar y envenenarse a medida que el drama de la emigración va creciendo como una avalancha de injusticia y dolor. 

Pensábamos que nada podía ser más triste y cruel.

Older entries