Al respecto de masacres, holocaustos e inocentes

Manipular el lenguaje es manipular la realidad y someter la mente de las personas. Porque las ideas son previas a las ideologías, a la voluntad y a las creencias. Dependiendo de cómo se nombra una premisa, una idea o una acción, se asumirán de una manera o de otra diferente por el que las escucha o las presencia sin cuestionarlas. En España estamos históricamente habituados a esa deformación de las ideas consecuencia de pervertir el lenguaje con que se nombran. Se me ocurren algunos ejemplos paradigmáticos, como la palabra “rojo”, para nombrar a alguien con ideas progresistas o demócratas, o la palabra ”hereje” para nombrar a personas librepensantes o que no profesaban el cristianismo.

vía Al respecto de masacres, holocaustos e inocentes : Periódico digital progresista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.