ABUCHEO DEMOCRÁTICO- Martín Sagrera

 

Abucheo democrático
Muy señor mío:
                                ¿Quién puede ser tan bruto que guste de un abucheo, como de un puñetazo? Sin embargo, excepto los cómplices de su abuso, todos aplaudirán a quien se defienda con un puñetazo contra quien le agrede injustamente y con la impunidad que le confiere su mayor fuerza física. De modo parecido, excepto quienes pretenden así ocultar la falta de democracia de la que se lucran, nadie puede condenar unos pitos y abucheos a quienes forman parte de una familia que, no pudiendo ser normalmente votada y revocada, utiliza su privilegiada situación para cometer o tapar hechos que hace tiempo habrían conducido a cualquier ciudadano a la cárcel, y encima tienen el valor de sermonearnos afirmando que “la Justicia es igual para todos”. Carentes de otro modo de expresión, ese abucheo es, pues, valiente y democrático, por más que intenten decir lo contrario quienes los fomentaban hasta ayer contra dirigentes democráticamente votados y ya hoy revocados.
Diego Mas Mas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.